Uso de cookies

Balay utiliza cookies propias y de terceros para mejorar los servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en los siguientes enlaces:

Nuestra publicidad

Nuestra publicidad

Los años cincuenta

Los primeros anuncios

Las primeras campañas tuvieron a la muñeca Balay como protagonista. En aquellos años, los electrodomésticos eran un gasto importante y había que convencer al consumidor de cuál era la mejor opción. El cierre “¡Ay!, prefiero una Balay” fue todo un éxito.

Después llegaron los primeros anuncios con imágenes reales, que daban mayor distinción a la marca. Balay se empezó a asociar con comodidad, gracias a eslogans como “Con Balay se puede descansar”.

Los años sesenta

Balay facilita la vida automáticamente

En los 60 se apostó por profesionalizar la comunicación, utilizando en los anuncios el concepto de facilitar la vida “automáticamente”. Balay apostó siempre por innovar, y consiguió adelantarse de nuevo a los deseos y necesidades de los clientes.

Los años setenta

El futuro era así

De la imagen prometedora se pasó al futurismo. “Somos automáticos” fue el eslogan con el que Balay abanderó la innovación tecnológica y la modernidad. Se quería transmitir que las casas del futuro tendrían electrodomésticos Balay.

Con el eslogan “Electrodomésticos del mañana, hoy” se asentó la revolución tecnológica que suponía la marca. Nos acercamos más al consumidor, queríamos mejorar su día y a día y despertar sus aspiraciones por un alto nivel de vida.

Los años ochenta

Calidad de vida

La familia Alcántara fue protagonista en los 80. Con mensajes como “Con Balay da gusto estar en casa” se transmitía que los electrodomésticos hacían la vida más fácil. Balay aumentó la notoriedad de su publicidad y usó la música como un activo importante.

Era la época de los “Boleros de Balay”. Además, Silvia Munt puso rostro a la marca, siendo su anuncio uno de los pocos testimoniales de la historia de Balay. Se añadía cierto aire de sofisticación y estilo.

Los años noventa

Balay. Solo Balay.

Los boleros seguían sonando para explicar las ventajas de los electrodomésticos. Empezamos a usar eslóganes como “De hoy en adelante” y “Electrodomésticos muy pensados” y comenzamos a introducir el concepto de ecología en nuestros anuncios, un mensaje que los usuarios comenzaban a tener presente.

Ahorro, limpieza y silencio eran valores que se seguían transmitiendo.

La publicidad en el nuevo milenio

Por un mundo más cómodo

El ‘Hombre Balay’ marcó el cambio de siglo y de milenio en la publicidad. Él transmitía el concepto de ‘comodidad’ del que se apropió Balay con mensajes como “Por un mundo más cómodo”. La campaña “Mediterráneo” o la revolución que supusieron los hornos con puerta extraíble marcaron otros hitos.

La publicidad actual

Gracias por elegirnos

En plena crisis en España, nuestros empleados fueron los últimos grandes protagonistas. “Gracias por elegirnos” y “Un poquito de mi” eran los cierres que transmitían el apoyo de Balay al empleo y el vínculo de los trabajadores con los productos.

Dónde comprar

Dónde comprar

¿Quieres saber cuáles son las tiendas más cercanas?